Como parte del impulso de las nuevas tecnologías, la Autoridad Portuaria de Vigo tiene en marcha dos proyectos piloto para estudiar el uso del 5G en el recinto.

El primero de ellos se centra en la identificación de personas no autorizadas en la lonja, mientras que el segundo está focalizado en el uso de barcos no tripulados para la vigilancia marítima. Ambos están siendo desarrollados por Orange.

En el caso de la lonja, el piloto presentado esta semana permite al responsable de controlar los espacios en los que se realizan las subastas de pescado identificar posibles intrusos.

Para ello, se utiliza el reconocimiento facial y se utilizan algoritmos de inteligencia artificial basados ​​en los protocolos definidos para el acceso seguro a las zonas portuarias.

Por otra parte, la iniciativa para el uso barcos no tripulados para la vigilancia marítima en aguas dependientes de la Autoridad Portuaria supone aplicar una tecnología que los responsables del enclave olívico consideran que es el futuro.

Tanto uno como otro piloto se insertan en la estrategia de Crecimiento Azul para los próximos años que lleva a cabo el puerto y que, a juicio de sus responsables, traerá grandes beneficios para todos los usuarios.