La conexión ferroviaria de la terminal de carga rodada de Bouzas es un elemento clave para el futuro del puerto de Vigo a corto plazo, por lo que la Autoridad Portuaria olívica quiere que se produzcan avances en la ejecución de esta obra sin prisa, pero sin pausa.

El proyecto propone trazar una línea ferroviaria desde la terminal de vehículos de Bouzas hasta el Parque Tecnológico y Logístico de Valladares, que enlazaría con el trazado existente a la altura de Porriño, aunque aún está por definir si oda la conexión discurrirá por túnel o solamente lo hará en parte.

El coste de esta alternativa supera los 250 millones de euros, por encima de otras propuestas, pero no afecta a los terrenos donde pretende completar su ampliación el Grupo PSA.

Ahora, la Autoridad Portuaria de Vigo ha decidido incluir este proyecto en el plan estratégico del enclave gallego y, al mismo tiempo, pedirá al Ministerio de Fomento que se ponga manos a la obra con estos trabajos, una vez obtenga el visto bueno del Ejecutivo, toda vez que en un plazo de seis años, según ha afirmado públicamente esta misma semana el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, la obra podría ser esencial para garantizar la competitividad de la dársena viguesa.