certificado-pers-del-puerto-de-vigo

La Autoridad Portuaria de Vigo ha superado un año más la auditoría de la certificación PERS de la Organización de Puertos Europeos, Espo, que ha recibido en Oslo junto al puerto de Barcelona en el marco del Green Port Congress.

El resultado de esta nueva evaluación, realizada por Lloyd’s Register para medir el grado de cumplimiento de los parámetros de desarrollo sostenible, confirma que el puerto gallego está cumpliendo su objetivo de convertirse en uno de los puertos verdes de referencia en el sur de Europa.

Además, cuenta con el certificado ISO 14001 de gestión ambiental y el EMAS, que reconoce a las organizaciones que han implantado un sistema de gestión ambiental y han adquirido un compromiso de mejora ambiental continua. Solamente cuatro puertos en Europa puede presumir de tener ambas certificaciones, que han sido renovadas el día 5 de julio.

Todos estos documentos acreditan el buen hacer del puerto de Vigo en el tratamiento de residuos, usos eficientes de los recursos, eficiencia energética, contaminación acústica y protección del hábitat. También le impulsan a continuar con su estrategia de Crecimiento Azul, que exige una firme apuesta por la lucha contra el cambio climático.

En este contexto, en 2017 se comprometió a reducir en un 30% sus emisiones, y de momento ya ha llegado al 20% de autosuficiencia energética en las oficinas de la sede de la Autoridad Portuaria, gracias a la instalación de paneles fotovoltaicos.

Por otro lado, el puerto sigue apostando por los combustibles limpios y ya ha estado probando el suministro de energía eléctrica a los buques a través de un generador alimentado con gas natural licuado, de modo que se puedan apagar por completo los motores durante su estancia en el recinto.