Tren con contenedores en el puerto de Vigo

La conexión entre Vigo y Oporto ha quedado relegada, junto al puerto vigués, a la red secundaria.

El Parlamento Europeo, el Consejo de la Unión Europea y la Comisión Europea han acordado finalmente la inclusión de la línea ferroviaria entre La Coruña, Vigo, Orense y León en la red prioritaria del transporte de mercancías de la Unión Europea, lo que dará acceso a partir de 2021, a 30.600 millones en fondos comunitarios.

Sin embargo, ha quedado fuera del Corredor Atlántico la conexión entre Vigo y Oporto, relegada junto al puerto vigués a la red secundaria, con un acceso mucho más limitado a la financiación europea, que se añade a una menor visibilidad y competitividad, y a una mayor dificultad para captar tráfico de mercancías y posicionar sus servicios a nivel internacional.

Mientras el puerto de La Coruña ha sido incluido en la red básica y cuenta con un plazo de ejecución para las obras que se extiende hasta 2030, en el caso de Vigo las actuaciones se plantean de cara a 2050, según recoge el diario Faro de Vigo.

En cuanto a la mejora de la línea con Oporto, no se encuentra finalmente entre las prioridades comunitarias, pero sí tendrá acceso a una financiación de hasta el 50% al considerarse que se trata de un corredor transfronterizo.

Para la Xunta, es importante que la decisión de Bruselas se traduzca en una modernización real de las líneas ferroviarias y en un refuerzo de su competitividad. Por ello, ha pedido al Gobierno que incluya la salida sur de Vigo en el Plan Director del Corredor Atlántico para reducir el tiempo de trayecto con Portugal.