El puerto seco de Azuqueca de Henares (Guadalajara), prevé para este mes de marzo un descenso de un 30% en el tráfico de mercancías a raíz de la crisis del coronavirus. Situado en el centro del Corredor del Henares, esta terminal ferroviaria intermodal de tránsito de mercancías trabaja con todos los puertos del país y con contenedores procedentes de China, Vietnam y Taiwan .

La actividad de esta terminal abarca todos los servicios relacionados con el transporte ferroviario, desde la recepción y entrega de mercancías a las unidades de transporte multimodal. Durante el mes de febrero no ha sufrido grandes variaciones de tráficos y a pesar de las previsiones y de la crisis por el Covid-19, la plantilla sigue trabajando y ha asumido todas las medidas de seguridad oportunas.

La terminal ferroviaria ocupa una superficie de unos 70.000 m², ha convertido el corredor en un gran centro logístico que ya está sufriendo un descenso del tráfico de mercancías con todos los puertos españoles.

El puerto seco tiene previsto ampliar su capacidad, para lo que ha adquirido nuevos terrenos con el fin de acoger nuevas empresas.