Las autoridades británicas han elaborado una guía, disponible en este enlace, con orientaciones para las empresas de transporte y los conductores profesionales que se desplazan en servicios de transporte de carga rodada acompañada y no acompañada entre Gran Bretaña y la Unión Europea.

En el documento se detallan los documentos necesarios para acceder al país, las nuevas reglas para gestionar el tráfico que se dirige a los puertos británicos y los nuevos procesos de control de fronteras.

De igual manera, se presta una especial atención a posibles intrusiones en los semirremolques de inmigrantes irregulares y se describen diez pasos para intentar evitar la entrada de polizones, así como el procedimiento de aviso para cuando se haya detectado cualquier acceso de este tipo.

Así mismo, la guía también señala las instalaciones fronterizas interiores que ha establecido el Reino Unido para realizar controles de aduanas y documentales fuera de las ubicaciones de los puertos, y que, a la vez, también actúan como oficina de salida y de destino.

Además, también se informa de que pueden producirse congestiones al llegar al puerto de Dover o a las instalaciones del Eurotunnel en el archipiélago sin la documentación correcta, así como por otras razones.

Finalmente, también se documentan los requisitos, licencias y responsabilidades de los transportistas, junto con las responsabilidades transfronterizas en el movimiento de mercancías, entre otros aspectos.