Para aliviar las presiones detectadas en las cadenas de suministro locales y nacionales, además de para intentar paliar la escasez de conductores existente en el país, las autoridades británicas ha decidido relajar temporalmente la aplicación de las normas de la Unión Europea sobre tiempos de conducción y descanso aplicable en Inglaterra, Escocia y Gales.

Esta medida se aplica desde el próximo 12 de julio y hasta el 8 de agosto a cualquier conductor profesional en el país, sin limitarse a sectores o trayectos específicos y, así mismo, se permite que un conductor que utilice esta relajación conduzca fuera del Reino Unido, aunque solo cubre la conducción realizada dentro de GB .

En concreto, de esta manera se permite incrementar el límite de conducción diario de nueve horas a diez horas con una jornada de once horas hasta dos veces en una semana.

De igual manera, también se dará luz verde a un aumento del límite de conducción quincenal de 90 horas a 99 horas, al permitirse tomar dos descansos semanales reducidos, tras los que habrá que hacer dos descansos semanales regulares.

Además, deberá compensarse las reducciones del descanso semanal con un período de descanso equivalente antes del final de la tercera semana siguiente y que, en todo caso, se unirá a un período de descanso semanal regular de al menos 45 horas.

Sin embargo, las autoridades británicas recomiendas que esta exensión no se combine con las normas vigentes para la conducción internacional, que permiten dos descansos semanales reducidos consecutivos en determinadas circunstancias y que, por tanto, no se utilice para conductores que participan en servicios internacionales.

En todo caso, el Gobierno británico pretende que las medidas se apliquen de tal manera que la seguridad de los conductores no se vea comprometida.

De igual modo, el uso de estas relajaciones deber notificarse mediante el envío de un formulario de notificación inicial al Departamento de Transporte.

Finalmente, las autoridades británicas recuerdan que los conductores deben anotar en la parte posterior de sus discos o impresiones las razones por las que han excedido los límites de los tiempos de conduccción y descanso.