El 32% de las empresas de transporte de España y Europa tiene dificultades para cubrir sus puestos vacantes. Así lo ha señalado la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España, Fenadismer, que ha analizado la creciente escasez de conductores profesionales para cubrir los puestos ofertados.

Un 35% de los operadores señala la falta de candidatos disponibles como el principal problema, mientras que un 34% considera que lo más preocupante es la falta de competencias técnicas de los aspirantes al puesto.

Asimismo, un 22% se queja de su falta de experiencia y un 17% de la falta de competencias laborales. Por su parte, un 13% argumenta que los conductores reclaman un mayor salario que el que las empresas ofrecen.

Estos problemas no son exclusivos de Europa, sino que también afectan a países como Estados Unidos, donde se estima que se necesitan en torno a 40.000 conductores profesionales, pero los puestos no se están cubriendo por el coste económico que supone acceder a la profesión y las dificultades del ejercicio de esta actividad.

Del mismo modo, en Japón se está llevando a cabo una estrategia para luchar contra la escasez de conductores y a partir de 2018 tienen previsto probar cadenas de camiones que circulen de manera automática por sus carreteras.

En este sentido, la Federación considera que ni desde el ámbito público ni el privado se están llevando a cabo iniciativas para paliar esta situación en España. Por ello, a partir de marzo de 2017 pondrán en marcha en Madrid un programa de cursos gratuitos dirigidos a personas en situación de desempleo para la obtención del permiso C de conducción y el Certificado de Aptitud Profesional (CAP).

Estas certificaciones, necesarias para conducir vehículos pesados de transporte de mercancías, les permitirán ser contratados laboralmente por un operador de transporte una vez finalicen la formación.