El sistema portuario de titularidad estatal ha cerrado 2020 con un resultado de explotación de 142,6 millones de euros, así como con un importe neto de la cifra de negocio fue de 967 millones de euros, un 16,1% menos que hace un año.

Esta caída se ha debido, según el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, tanto al descenso del tráfico de mercancías, que ha retrocedido un 8,7% anual, como a las reducciones de tasas contempladas principalmente para hacer frente a los efectos de la pandemia.

Pese a la situación, el presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, considera que son unos resultados positivos, a la luz del impacto de la crisis sanitaria. Una contracción inferior no obstante a la sufrida por la economía española en su conjunto, que se ha situado en el 11%.

De los escenarios posibles de recuperación, que ya comenzó en los tráficos de los últimos meses de 2020, se confía en recuperar el nivel de mercancías previo a la pandemia para finales de 2021, mientras que el de pasajeros, necesitará un año más para corregir el severo descenso sufrido del 64,52%.

En esta línea, el organismo público estima que las rebajas en las tasas han supuesto un ahorro de 140 millones de euros a las empresas portuarias, en lo que se ha demostrado una medida útil para que el tejido logístico y su empleo se resintieran lo menos posible en lo más duro de la pandemia.

Están en estudio otras posibles rebajas, para sectores específicos de actividad que haya tenido un impacto significativo por la pandemia, «pero siempre que no se ponga en riesgo la rentabilidad de cada autoridad portuaria y del sistema en su conjunto«, apunta Toledo.

Plan de inversiones

En este marco, Puertos del Estado ha aprobado un plan de inversiones productivas con una inversión anual superior a los 1.000 millones de euros, casi el doble que en 2020. y que hasta 2024 totalizará más de 4.500 millones de euros de inversión pública.

Las inversiones contempladas están orientadas, según el ente público, a satisfacer la demanda real y comprobable, con criterios de rentabilidad financiera y económico-social, así como sobre la base de atraer inversión privada.

Así pues, la inversión privada prevista en los puertos para 2021 asciende a 890 millones de euros y la total del periodo 2020-24 alcanzará los 4.200 millones de euros, cifra similar a la inversión pública.

Mientras, por otra parte, en los Presupuestos Generales del Estado se han aprobado rebajas de tasas en trece Autoridades Portuarias que supondrán un ahorro de 32 millones de euros para los operadores y que, al tiempo, incrementarán la competitividad de esos puertos, según el organismo.