El Tribunal Supremo ha decidido no admitir los incidentes de nulidad planteados por la Diputación de Guipúzcoa y las Juntas Generales de Guipúzcoa contra el Auto en el que declaraba la ilegalidad de los peajes a camiones de la demarcación vasca.

En su decisión, el Alto Tribunal entiende, según informa Fenadismer, que en su decisión sobre esta cuestión ha aplicado correctamente la legislación europea que prohíbe cualquier discriminación en la implantación de peajes a camiones.

Así mismo, la organización empresarial afirma que, tras esta decisión del Tribunal Supremo, que no es recurrible, «la Diputación de Guipúzcoa carece de fundamento legal alguno para seguir manteniendo el cobro del peaje», aunque habrá que esperar a ver cómo reaccionan los órganos de gobierno guipuzcoanos.

Esta nueva decisión judicial respalda la lucha de los transportistas contra este canon guipuzcoano y cierra el paso a unas instituciones provinciales que han intentado defender su iniciativa a capa y espada, y que de hecho siguen cobrando religiosamente las tasas correspondientes a todos los vehículos que circulan por las vías en las que se ha implantado.

De igual modo, el sector espera que la postura del Supremo sirva de aviso a navegantes para otras medidas similares en distintas fases de ejecución, como las de Vizcaya, Navarra o Cataluña, aunque todo parece indicar que cada administración seguirá adelante, argumentando que su caso cumple la legalidad europea y española, sobre todo a la vista de que la iniciativa del Gobierno central para imponer un sistema de tasa por uso en las autovías tiene visos de ser realidad en poco tiempo.