Los efectos del temporal en gran parte del centro y el este peninsular, la incertidumbre y el incremento de las compras a través del canal on-line, que Qapla cifra en casi un 54%, está provocando un incremento de las incidencias en los envíos de comercio electrónico en toda España.

La situación se debe en un primer momento al dinamismo que ha mostrado el canal on-line durante las pasadas navidades, combinado con las medidas de seguridad e higiene que implica la crisis sanitaria y, posteriormente, ha encontrado continuidad en la ola de nieve y frío que ha azotado gran parte de España en los últimos días.

Según la compañía, un 30% de los pedidos on-line del mes de diciembre sufren algún tipo de incidencia o retraso, tanto en envíos nacionales, como internacionales.

En este último ámbito, existen restricciones de entrega por la pandemia en los envíos internacionales en los siguientes países: Alemania, Austria, Bélgica y Luxemburgo, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, Francia, los Países Bajos, Italia, Polonia, Reino Unido, República Checa, Irlanda y Lituania.

En cuanto a los envíos nacionales, las restricciones autonómicas y los cierres perimetrales también pueden afectar al servicio de recogida y entrega de los pedidos online.

Así mismo, para los productos de e-commerce de mayor tamaño, las políticas de distanciamiento social limitan el peso máximo de los paquetes a los 31,5 kg por bulto en toda la red europea.