El servicio de transporte de camiones en el Eurotunnel ha movido 1.451.556 unidades a lo largo de 2020. Esto supone un descenso del 9% respecto a las 1.595.241 del año anterior.

Aunque los cierres de fronteras y los sucesivos confinamientos han hecho mella en el sector industrial, que llegó a verse prácticamente paralizado en Europa por la pandemia, el tráfico de carga se ha mantenido relativamente fuerte.

En diciembre, han atravesado el túnel del Canal de la Mancha un total de 131.746 camiones, un 8% más que en el mismo mes de 2019, cuando lo utilizaron 121.939 camiones.

En este caso, el servicio se ha visto beneficiado por la necesidad de las empresas de hacer acopio de mercancías antes de que finalizara el periodo de transición por el Brexit, aunque desde el 20 de diciembre, Francia ha exigido el test del Covid-19 a todo aquel que viajara desde Reino Unido.

Conviene destacar que durante la segunda semana de diciembre, se ha batido un récord en esta infraestructura, con el transporte de más de 40.000 camiones.

Por otro lado, la lanzadera ferroviaria, que enlaza el puerto francés de Calais con el puerto británico de Dover, ha registrado el paso de 1.413.433 vehículos de pasajeros durante el año, frente a los 2.652.059 del ejercicio anterior, lo que representa una caída del 47%.

Los niveles están por encima de los de los principales competidores de Eurotunnel, por las ventajas que supone el uso de sus servicios en términos de velocidad, fiabilidad y sanidad, al garantizar un viaje sin contacto de principio a fin.

En concreto, en el mes de diciembre, lo han utilizado 86.676 vehículos de pasajeros, un 63% menos que los 233.232 de 2019, debido al impacto de las restricciones establecidas en Francia, en ciertas regiones de Reino Unido y en algunos otros países europeos, así como a la necesidad de realizar el test para todos los viajeros que lleguen a Francia procedentes de Reino Unido.