Casi uno de cada cinco buques que navega por el mundo lo hace bajo la bandera de un Estado Miembro de la Unión Europea, según reflejan las últimas estadísticas de la Agencia Europea de Seguridad Marítima, EMSA.

La UE acumula aproximadamente el 20% del comercio marítimo global, pero a lo largo de 2020, el tráfico de buques se ha reducido en un 10,2% como resultado de la pandemia del Covid-19.

El de cruceros fue el más afectado, con un descenso del 86% respecto a 2019, que contrasta con la caída del 5% registrada en graneleros, quimiqueros, portacontenedores y tanqueros.

Además, los volúmenes movidos en la UE se redujeron un 9,3% en 2020, una disminución mayor que la media mundial del 3,6% y equivalente a una pérdida de aproximadamente 226 millones de toneladas en los puertos comunitarios. 

La caída más significativa fue la de las importaciones procedentes de países extracomunitarios, con un 12,2%. Por su parte, el comercio entre Estados Miembros se redujo en un 7,1% y las exportaciones desde la UE cayeron un 4,3%.

Sin embargo, el porcentaje de mercancías movidas por mar en 2020 ha aumentado en tres puntos porcentuales hasta el 88%, dado que la la pandemia ha impactado en mayor medida en el transporte aéreo y terrestre.