El cierre de las centrales térmicas afectará al transporte de carbón desde los puertos a estas instalaciones.

El paro anunciado a partir del 1 de octubre queda sin efecto, una vez logrado un acuerdo.

Con una postura firme y mano izquierda para seguir negociando, el transporte asturiano ha conseguido que se mantengan los precios de los servicios que vienen prestando diversas empresas de la comunidad para ArcelorMittal.

A finales de agosto, la compañía había anunciado su intención de reducir los precios de los servicios de transporte en un 5%, lo que provocó en su momento un rechazo unánime en el sector de la región.

Las principales organizaciones empresariales sectoriales de la región alertaron a la multinacional de las nefastas consecuencias de esta medida e intentaron buscar un consenso, antes de que las empresas de transporte que prestan servicio en estas instalaciones parasen su actividad el 1 de octubre.

Finalmente, las negociaciones han llegado a buen puerto este pasado fin de semana y la compañía ha enviado una notificación a sus empresas proveedoras de servicios de transporte de mercancías para anunciarles que no se aplicará ninguna bajada en los precios de estas actividades para sus plantas asturianas.

Ante esta situación, los transportistas asturianos han decidido seguir prestando servicios de transporte a Arcelor Mittal sin cambios desde hoy, 1 de octubre, en las mismas condiciones en las que lo venían ofreciendo hasta ahora.