Diciembre ha visto una cierta recuperación del tono en el mercado europeo de transporte de mercancías por carretera.

Los registros de Sixfold indican que, a lo largo del último mes de 2020, ha pesado más el pico estacional asociado al aumento del consumo durante las navidades que el recrudecimiento del impacto de la pandemia en algunos países europeos, e incluso que la incertidumbre solo resuelta a última hora del ‘Brexit’.

Así pues, se ha detectado que la flota europea de transporte de mercancías se ha movido un 3% más que antes de la crisis, con el fin de poder atender el pico de demanda que se ha producido durante el mes de diciembre.

En consecuencia, también se ha reducido la disponibilidad de flota, con una caída de la capacidad de un 14%. De igual modo, el número de camiones sin actividad también ha retrocedido un 10%.

En este contexto, las condiciones que se encuentran los conductores en el tráfico internacional se mantienen sin alteraciones, de manera que, como en meses anteriores, emplean un 3% más de tiempo para cruzar los pasos fronterizos en el Viejo Continente que antes de que estallara la crisis sanitaria a mediados de marzo de 2020.