Inmigrantes tratan de subir a un camion en las inmediaciones de Calais

Las multas por transportar inmigrante irregulares al Reino Unido en camiones son muy altas.

La desesperación y la cruel actuación de mafias hacen que muchos inmigrantes irregulares arriesguen sus vidas e hipotequen su negro futuro por tener un vida mejor en otros países con mejores condiciones que aquellos en los que nacieron.

Precisamente la actuación de las mafias han situado al transporte frigorífico, a ojos de la sociedad, como el “cooperador civil necesario”, tal y como lo define Atfrie, dado el alto volumen de mercancía que el sector transporta hacia el Reino Unido.

Sin embargo, las empresas de transporte a temperatura controlada siguen rigurosos controles de seguridad alimentaria y trazabilidad para centrarse en la realización del servicios de movimiento de mercancías de manera exclusiva. Incluso estos altos estándares han provocado la renuncia de algunas de ellas a realizar servicios con el archipiélago británico.

Pero más allá de las dudas sembradas en la opinión pública, Atfrie defiende a capa y espada «la honorabilidad de la flota internacional española», que, a su juicio, «está fuera de toda duda», ya que «no participan activamente del contrabando de personas, sino de la prosperidad económica de España y alimentaria de los países de destino» y, por contra, actúan como «garantes de la calidad alimentaria y de culminar el proceso de exportación de los productos españoles».

Para la organización empresarial de transporte frigorífico, las empresas del sector «sufren más que nadie cuando tienen la mala suerte de transportar vidas humanas que, en el mejor de los casos, las deportan a sus países de origen».