Atraparve, la Asociación de Transportistas de Verín, ha convocado para el próximo 20 de febrero una marcha de camiones por las calles de la localidad orensana de Verin.

Con esta movilización, la organización empresarial perteneciente a Fetransa pretende protestar por el cierre de la restauración en áreas de servicio decretado por la Xunta de Galicia y que impide el acceso de los transportistas a los bares y restaurantes de carretera y áreas de servicio para comer, descansar o asearse, para evitar la propagación de la pandemia.

El transporte gallego en su conjunto ha mostrado su postura contraria a este impedimento para parar en áreas de servicio de la región y pide que se equipare la situación a la de otras comunidades autónomas que, como refiere Fetransa, se ha atenido «a los más que justos y elementales criterios de sentido común y protección de un sector que se ha ponderado y demostrado como esencial en una sociedad tan afectada por las consecuencias de la pandemia del coronavirus».

La patronal estima que «la medida tiene una dimensión nacional, porque no sólo afecta a los transportistas gallegos, sino que lo hace y quizá con más dureza para todos los profesionales procedentes de otras comunidades que están de paso por Galicia y que no tienen otros lugares para hacer sus descansos».

Según Fetransa, la postura de la Xunta «demuestra la poca consideración que muestra la administración gallega con los transportistas y por correlación con sus propios ciudadanos, poniendo trabas a la cadena normal de llegada y distribución de todo tipo de productos en la comunidad».