El transporte guipuzcoano está cada vez más preocupado por el incremento de los costes, que, como ha podido constatarse en la última asamblea de Guitrans, suben más y mucho más rápido que los precios, en una situación que lleva años perpetuándose.

Así mismo, en el encuentro también se ha tratado el tema de los peajes en la N-I y la AP-15, reiterando una vez más la postura que siempre ha mantenido la patronal contraria a este canon, dado, a su juicio, «es injusto que se cobre dos veces a los profesionales del transporte guipuzcoanos, porque es injusto que solo paguen los camiones y porque además el sistema implantado no discrimina en función del mayor o menor número de emisiones».

De igual manera, también se han analizado la inminente aprobación de la modificación del régimen sancionador en contra de la morosidad en el transporte, que está ya en su último trámite en el Senado, además del impacto que está teniendo la eliminación del requisito de antigüedad de la flota a la hora de incorporarse al sector, que no hace sino alejar el objetivo de neutralidad energética para 2050.

Por otra parte, en relación con el Paquete de Movilidad aprobado en agosto de 2020, se ha expuesto que todavía quedan muchas medidas por entrar en vigor. Entre ellas se encuentran las que pretenden atajar la competencia desleal y la explotación de trabajadores.