Transporte por carretera en Francia

El transporte por carretera soporta una carga fiscal de más de 10.000 millones de euros al año, según Astic.

Cualquier elevación de los costes en cualquier actividad empresarial tiene una repercusión casi inmediata en la competitividad exterior de la economía española, precisamente cuando el sector exterior ha ganado un peso crucial en el PIB del país.

En este sentido, una subida de los impuestos que gravan el gasóleo tendría un impacto negativo para el transporte internacional español, así como para las exportaciones del país, a juicio de Astic, Asociación del Transporte Internacional por Carretera, dado que la mayor parte de las exportaciones que se dirigen a otros países de la Unión Europea «viajan por carretera», como refiere su director general, Ramón Valdivia.

A juicio de Valdivia, siempre se vuelve la vista hacia la carretera cuando hay que aumentar la recaudación, pese a que el sector del transporte por carretera ya soporta una carga fiscal de más de 10.000 millones de euros al año, de los que 2.600 millones corresponden al Impuesto Especial de Hidrocarburos.

El director general de la Asociación de Transporte Internacional también ha recordado el precedente del céntimo sanitario que fue anulado por el Tribunal de Justicia de la UE y que obliga al Estado a devolver lo recaudado, al tiempo que reclama que el transporte por carretera sea considerado un sector estratégico por su impacto en otros sectores.