La crisis sanitaria y las medidas de confinamiento adoptadas, con mayor o menor intensidad, en la mayor parte de los países europeos, está provocando una reducción del movimiento de camiones a nivel internacional.

Al igual que lo que viene sucediendo dentro de España, la reducción del consumo de los hogares y, en mayor medida, la disminución de los tráficos de bienes intermedios y producto final entre centros industriales y áreas de abastecimiento se está dejando notar con fuerza en el transporte europeo.

En este sentido, la semana pasada se han registrado fuertes decensos en los mo8vimientos registrados en los pasos fronterizos terrestres que tiene el país con Francia y Portugal, así como en el Estrecho, con Marruecos.

Así, por ejemplo, los cruces de frontera terrestre han caído un 76% el pasado lunes, 23 de marzo. Un día después retrocedieron un 75,06%, para caer otro 75,12% el miércoles, 25 de marzo, y un 76,76% el jueves pasado.

De igual manera, la reducción el viernes 27 fue de un 81,31%, la del sábado alcanzó un 89,86% y la del domingo, 29 de marzo, implicó un descenso en los pasos fronterizos de un 91,64%.

Por áreas geográficas, en los pasos fronterizos entre Galicia y Portugal, el tráfico ha caído un 93,03% el domingo, mientras que la raya de Huelva el movimiento ha retrocedido un 95,39%.

Además, los embarques desde el puerto de Algeciras hacia Tánger también han caído un 91,48% y, de igual manera, los que van hacia Ceuta también se han reducido un 89,73%.

Por otra parte, los pasos fronterizos en Guipúzcoa, Salamanca y Zamora han caído un 80,73%, mientras que la raya en Gerona, Lérida, Navarra y Huesca han visto una caída de un 96,48%.

Finalmente, en los pasos de Gerona, Lérida, Huesca y Navarra la circulación también ha caído un 85,99%.