El ROTT comienza a "negociarse" en febrero.

Uno de los principales problemas que padece el sector es la competencia desleal.

El Comité Madrileño del Transporte por Carretera, CMTC, se ha reunido con la Dirección General de Trabajo y la Dirección General de Transportes de la Comunidad de Madrid para exponer los principales problemas del sector en el ámbito laboral.

En este sentido, la delegación madrileña de CETM ha puesto sobre la mesa «la enorme dificultad» que tienen las empresas del sector para contratar conductores profesionales, ya que sólo en dicha región hacen falta  más de 2.500 trabajadores.

Desde la organización madrileña se ha solicitado que se incluya la profesión de conductor de vehículos de mercancías de más de 3,5 toneladas en el catálogo de ocupaciones de difícil cobertura que aprueba el Servicio Público de Empleo Estatal trimestralmente.

Además, se ha expuesto que uno de los principales problemas que padece el sector es la competencia desleal, que precisa de «una estrecha coordinación entre las diferentes administraciones«. Así, el transporte debe coexistir actualmente con cooperativas de trabajo ilegales, de las que surgen cada vez más falsos autónomos.

Esta figura empieza a ser habitual en el transporte ligero y la distribución, así como en el ámbito del servicio privado complementario. Además, las plataformas de comercio electrónico y de economía colaborativa están contratando actividades de transporte profesional en vehículos particulares.

En otro orden de cosas, CETM-Madrid ha pedido que se ponga en marcha un protocolo preventivo para los casos de consumo de alcohol y drogas por parte de conductores profesionales para garantizar la seguridad de los trabajadores y de los usuarios de la vía, hasta que la normativa permita a las empresas llevar a cabo estos controles.