La problematica de la distribucion urbana

Para la organización empresarial, estas prácticas “contravienen de forma manifiesta la normativa” del sector del transporte de mercancías por carretera.

CETM desvela en un informe reciente una práctica que, según denuncia, se está extendiendo en el ámbito de la distribución urbana de mercancías y que consiste, explica, «en que empresas de mensajería y logística llevan a cabo los servicios de transporte a través de los vehículos de sus propios trabajadores«.

Ante lo que se considera «una vulneración de la normativa del transporte», la organización patronal exige la intervención de los distintos órganos de Inspección de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Fomento, ya que, aunque algunos convenios colectivos recogen la posibilidad de que el propio trabajador aporte el vehículo, esta práctica no estaría, a su juicio, amparada en la normativa de transportes.

Para la organización empresarial, estas prácticas “contravienen de forma manifiesta la normativa” del sector del transporte de mercancías por carretera, ya que la LOTT exige que “quienes contraten una operación de transporte como porteadores deberán llevarla a cabo a través de su propia organización empresarial”.

Se entiende que respecto a los vehículos“únicamente se considerará que los vehículos con capacidad de tracción propia utilizados se hallan integrados en la organización empresarial del porteador cuando disponga de ellos en propiedad, arrendamiento financiero o arrendamiento ordinario”, independientemente de que estos vehículos precisen o no la correspondiente autorización de transporte.

CETM-Madrid pide que se ponga “orden en un desmadre” que perjudica de manera grave a los intereses de las empresas de transporte y que genera una “competencia desleal” que pone en peligro “la continuidad de una gran parte de empresas del sector de la distribución urbana de la Comunidad de Madrid”.