carretera A7 Alicante Murcia

Dada la atomización del sector en Murcia, es muy difícil para las empresas trasladar los incrementos de costes a los precios de los servicios de transporte.

Una subida de los impuestos que gravan el gasóleo obligaría, según la asociación murciana Froet, a elevar los precios de los servicios de transporte en un 15% para poder asumir el efecto de este incremento.

Además, esta medida supondría, a juicio de Manuel Pérezcarro, secretario general de la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia, «una puntilla para el sector”, ya que el margen que queda ahora mismo a las empresas es muy estrecho y cualquier incidencia en el precio del gasoil volcaría esos márgenes de manera negativa”.

En este mismo sentido, la atomización del sector del transporte de mercancías en la Región de Murcia, que cuenta con más de 15.000 vehículos pesados, dificultaría, según el dirigente de Froet, la posibilidad de repercutir este incremento de los costes a los precios de los servicios de transporte, pese a que cuenta con un gasóleo profesional que permite a los camiones de más de 7,5 toneladas de MMA solicitar la devolución de una parte de los impuestos por hidrocarburos.

De igual modo, según Pérezcarro, este incremento significaría para el sector un “golpe mortal” que “sería incapaz de asimilar” y que, además, también tendría un impacto sobre el conjunto de la economía, porque, en su opinión, «las exportaciones se verían seriamente dañadas y eso es un input que no nos podemos permitir”.