El túnel de Belate en la N-121 en Navarra, se reabrirá el próximo 15 de septiembre

Las obras de los túneles de Belate y Almandoz, en la N-121 en Navarra, durarán ocho meses.

Con motivo de las obras que se van a realizar en los túneles de Belate y Almandoz en la N-121, el Gobierno navarro ha propuesto la semana pasada limitar la circulación tanto de vehículos ligeros como pesados entre las 6 y las 22 horas mientras duren los trabajos para permitir el tránsito en días alternos en función de si se tiene matrícula par o impar.

Esta situación obligará, según las asociaciones navarras de transportistas, a los vehículos que no puedan acceder a desviarse obligatoriamente por la Autovía A-15, algo que supone un incremento de los recorridos en 40 kilómetros, algo que, como explican en un comunicado, «provoca, además, un perjuicio adicional a los transportistas, ya que tienen limitado legalmente su tiempo de conducción y descanso».

A juicio del transporte navarro, esta restricción no es necesaria y, además, podría producirse una situación caótica por la intervención de los agentes de tráfico para impedir el paso a unos vehículos, mientras se les permite a otros. De igual modo, las asociaciones navarras también creen que la medida es discriminatoria contra los camiones, así como que parte de una concepción de los camiones como «un obstáculo a superar».

Por todos estos motivos, el transporte de mercancías por carretera navarro pide al Gobierno foral vuelva a su posición inicial de recomendar el desvío voluntario por otras rutas alternativas, especialmente la A-15, durante los ocho meses que duren estas obras en los túneles de Belate y Almandoz, a contar desde su comienzo, previsto para mayo.