La ceguera y el pasmo con que están reaccionando las diferentes administraciones existentes en el país implica que, con la segunda ola de la pandemia ya aquí, se vuelvan a cometer los mismos errores que desde marzo han dado lugar a una inverosímil proliferación de normas que se han ido superponiendo sucesivamente, e incluso contradiciéndose.

En esta línea, CETM reclama a las Administraciones que permitan la apertura de los bares y restaurantes de carretera y polígonos industriales para que puedan dar servicio a los profesionales del sector que se desplazan a diario para garantizar el suministro de supermercados, farmacias y hospitales, pocos días después de que Cataluña y Navarra haya decretados medidas para el cierre de la hostelería con el fin de contener el avance el patógeno.

La patronal del transporte recuerda «que no pueden repetirse situaciones como las que se vivieron cuando se decretó el cierre de estos establecimientos durante el estado de alarma, en el que los conductores tuvieron enormes dificultades para acceder a servicios de restauración y de aseo».

Así pues, la patronal estima «imprescindible que las Administraciones tengan en cuenta a un sector tan esencial y faciliten su actividad, mejorando las condiciones de los profesionales del transporte de mercancías con la garantía de que dispondrán de todo lo necesario para llevar a cabo su labor» y, consecuentemente, que «el Plan de Respuesta Temprana en un Escenario de Control de la pandemia por covid-19 contemple en todos los escenarios la apertura de estos establecimientos».