frejus-movilizacion-transporte-por-carretera-francia

La actuación de los ‘chalecos amarillos’ ha supuesto pérdidas de jorndas de trabajo y la imposibilidad de cumplir plazos de entrega para el transporte español.

Los movilizaciones sociales que han paralizado Francia durante las últimas cuatro semanas han tenido un fuerte impacto negativo sobre la actividad de las empresas de transporte de mercancías por carretera.

Para paliar las pérdidas que acumulan los transportistas, CETM pide al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, a través de una carta, la puesta en marcha, con carácter de urgencia, de un paquete de medidas temporales extraordinarias de carácter económico.

Sin embargo, poco caso parece que hará el Gobierno (ni el actual, ni el anterior, ni el que haya de venir, que en esto da igual la ideología), ya que, en este caso concreto, parece más preocupado por asegurarse los apoyos parlamentarios necesarios para seguir subsistiendo, tal y como demuestra la tardía e incomprensible inacción de Interior y Fomento ante los cortes que han producido los alborotadores independentistas el pasado fin de semana en la AP-7 a su paso por Cataluña, que por la dura realidad de un sector estratégico.

Medidas fiscales para el transporte

CETM estima que los cortes de carreteras han supuesto la pérdida de jornadas de trabajo, la imposibilidad de cumplir con los contratos firmados con los clientes, la devolución de mercancías por no haberse podido entregar en los tiempos pactados e incrementos de los costes salariales por los días de bloqueo en el extranjero y las dietas correspondientes sin una actividad que facturar, sin que, como recuerdan los transportistas madrileños, «ninguna administración, nacional o europea, esté haciendo nada para evitar esta sangría a la economía de un sector tan vilipendiado y tan marginado como el del transporte, ante este tipo de situaciones».

Así las cosas, las empresas de transporte afectadas se han visto colocadas, según CETM, en «una situación de precariedad de tesorería, con lo que ello supone de cara a poder hacer frente a los próximos vencimientos de pagos de todo tipo», por lo que pide a Pedro Sánchez que se amplíen los plazos reglamentario de presentación de documentos y pago de las cuotas de la Seguridad Social por contingencias comunes a los autónomos y a las cuotas empresariales correspondientes a los trabajadores por cuenta ajena empleados en el sector de transporte por carretera de mercancías, sin que ello suponga el devengo de intereses a favor de la Tesorería General de la Seguridad Social.

De igual modo, la confederación también solicita un aplazamiento de los ingresos a cuenta del IRPF y de las obligaciones fiscales de las liquidaciones de IVA, así como la creación de una línea extraordinaria de tesorería para el sector del transporte instrumentalizada a través del ICO, con intereses y requisitos adecuados a la situación de precariedad del Sector.

Igualmente, CETM también ha solicitado «la intervención personal del presidente del Gobierno Español ante el presidente de la República Francesa y las autoridades competentes de la Unión Europea, para exigirles una actuación inmediata y contundente, que permita que se normalice la situación en las carreteras francesas y se garantice, tal y como se establece en el Tratado de Schengen, la libertad de movimiento de personas y mercancías».