La progresiva incorporación de los países en vías de desarrollo a los flujos comerciales internacionales durante los próximos años implicará que los volúmenes de mercancías transportados por carretera seguirán incrementándose para aprovechar la flexibilidad y competitividad que ofrece este modo.

Según los datos que maneja un reciente estudio elaborado por el International Transport Forum, la cantidad de mercancías transportadas por carretera podría triplicarse hasta 2050 y, además, durante estas próximas décadas también cambiarán los flujos de transporte a nivel internacional, con China e India ganando peso como destino y origen de cada vez más volúmenes de transporte terrestre, junto con otras zonas del planeta.

Así mismo, este fuerte incremento de los volúmenes de mercancía transportada irá acompañado de un destacado proceso de descarbonización del sector que, según los datos del trabajo, podría implicar una reducción de las emisiones del transporte por carretera de un 44% para 2050.

Sin embargo, si, como reclaman las asociaciones internacionales del sector, se establecieran políticas de apoyo en la reducción de emisiones contaminantes para las empresas de transporte, la reducción podría llegar al 60%.

En paralelo, el transporte irá viviendo una progresiva incorporación de las nuevas tecnologías tanto en la gestión como en la propia operativa y los vehículos que culminará con la integración de la inteligencia artificial, una herramienta llamada a revolucionar el sector desde múltiples puntos de vista.