Tras escuchar las declaraciones de la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, la Federación Nacional de Transporte por Carretera, Fetransa, ha mostrado su preocupación y desconcierto por las medidas aprobadas en el Consejo de Ministros, que no responden a la realidad que vive el sector del transporte, «que se encuentra, una vez más, olvidado a pesar de ser clave tanto durante el proceso de crisis como en el posterior tiempo de recuperación«.

Desde el Ministerio, no se plantean diseñar un plan de apoyo al transporte, dado que «está funcionando con normalidad y no requiere de medidas normativas añadidas«. No obstante, desde Fetransa recuerdan que las cifras de profesionales que no pueden ejercer su actividad superan con creces el 40% de la flota.

Transportistas de la industria, carburantes, distribución urbana, mudanzas y portacoches, entre otros, no están trabajando en la actualidad, mientras que el resto ha registrado un descenso de aproximadamente el 40% en su actividad. Asimismo, la falta de retornos está obligando a realizar kilómetros en vacío, que disminuyen la rentabilidad de cualquier servicio.

Por tanto, la gran mayoría de los profesionales que pueden seguir trabajando lo están haciendo a pérdidas, con plazos de cobro alargados, con procesos de carga y descarga mucho más largos. Igualmente, los préstamos ICO, no llegan al transporte y los bancos están ofreciendo condiciones claramente abusivas en muchos casos.

Proteger al tejido empresarial

A su vez, en CETM han reclamado medidas excepcionales y de aplicación inmediata, orientadas exclusivamente a proteger tanto al tejido empresarial y a los cerca de 600.000 puestos de trabajo del transporte de mercancías por carretera, como a evitar que se pueda poner en peligro el buen funcionamiento de la cadena de suministro de sectores claramente estratégicos.

Las empresas de transporte de mercancías son un elemento vital para el comercio, la industria y la vida cotidiana, y una vez que se haya acabado esta pandemia, las economías de toda Europa necesitarán que se reanuden las operaciones de inmediato para apoyar la recuperación económica. Por eso, el Gobierno debe brindar su apoyo al sector con acciones en el ámbito laboral, financiero, tributario y europeo.

El Comité Nacional de Transporte por Carretera ya ha ofrecido su experiencia al Ministerio de Transportes para trabajar en la puesta en funcionamiento de una serie de medidas que puedan servir de ayuda al sector del transporte y la logística, con el fin de garantizar el funcionamiento de la economía.