El transporte valenciano propone un uso activo de la tecnología para mejorar la gestión de las plazas reservadas para la carga y descarga de mercancías en el municipio de Valencia.

Así pues, FVET ha desarrollado un proyecto para instalar sensores en las plazas de estacionamiento reservadas para carga y descarga en el centro de la ciudad y busca apoyos que permitan llevarlo a cabo.

Con este proyecto se pretende digitalizar la gestión de la utilización de las plazas instalando un sensor soterrado en el suelo de cada plaza.

De este modo se estará en condiciones de disponer de información básica sobre si se encuentra ocupada o no, permitiendo posteriormente, gestionarla para asegurar que se cumple la Ordenanza de Movilidad en sus aspectos relacionados con su ocupación por vehículo autorizado o el control sobre el tiempo máximo de ocupación.

FVET estima que su no se controla su utilización, seguirá siendo habitual el uso inadecuado de las plazas por vehículos que no se dedican realmente a la carga y descarga

De igual modo, la organización empresarial valenciana también negocia la introducción de mejoras en las labores de carga y descarga en el centro de la capital valenciana, tras la peatonalización del entorno de la plaza del Ayuntamiento.