Camiones aparcados en el puerto de Bilbao

El uso de cuñas de madera para calzar las bobinas supone un riesgo de seguridad en carretera.

Los transportistas del País Vasco están hartos de ver cómo, pese a que ponen a disposición de los distintos actores de la cadena de suministro cunas que cumplen con los requisitos legales de seguridad, la carga de bobinas de acero se siga haciendo sobre cuñas de madera.

Ante esta práctica que, como denuncia Asotrava, supone «un mayor riesgo para el transportista en particular y para eventuales accidentes en carretera en general en general, incluyendo el recinto portuario», los empresarios reclaman al Gobierno vasco y a la Autoridad Portuaria de Bilbao que garanticen que la estiba y el transporte de bobinas de acero «se produzca en las máximas condiciones de seguridad».

Para ello piden que se refuerce la obligatoriedad de medidas de seguridad vial y laboral para evitar tanto riesgos para otros usuarios de las vías, como para evitar «las continuas denuncias de la Ertzaintza por no cargarlas en cuna».

En concreto, Asotrava carga contra la negativa de Bergé a cargar las bobinas en cuna, así como de «no querer disponer de la infraestructura, ni los medios materiales y humanos necesarios, ni facilitaros».

De igual modo, esta situación provoca que los transportistas tengan que esperar a veces todo un día para cargar un solo viaje, por lo que la organización empresarial pide a las autoridades que cumplan con «su responsabilidad como garantes de la seguridad».