El crecimiento del e-commerce en los últimos años ha conseguido elevar a un nivel sin precedentes los volúmenes mundiales de paquetería. A falta de datos oficiales de 2020, en el año 2019 se superaron los 100.000 millones de paquetes por primera vez, llegando incluso a los 103.000 millones.

Esto supone que cada segundo se enviaron más de 3.000 paquetes en los 13 principales mercados analizados. Pero la cosa no acaba aquí, pues se calcula que los volúmenes podrían duplicarse y llegar a entre 220.000 y 262.000 millones de paquetes para el año 2026.

En cualquier caso, debido a la creciente incertidumbre generada por la pandemia mundial del Covid-19, se parte de la base de que los volúmenes podrían no superar los 200.000 millones o llegar incluso a los 316.000 millones en este periodo.

Es importante señalar el crecimiento de Amazon Logistics. La multinacional ha entregado en 2019 un total de 1.900 millones de pedidos en Estados Unidos utilizando su propia red de paquetería, lo que supone un incremento del 155%, si bien continúa aumentando su capacidad para convertirse en un claro competidor de los operadores tradicionales.

Volúmenes por países

El Índice de Envíos de Paquetería de Pitney Bowes mide el volumen y el gastos de los envíos de paquetería de hasta 31,5 kg en Canadá, Brasil, Alemania, Reino Unido, Francia, Italia, Noruega, Suecia, China, Japón, Australia e India.

En 2019, ha aumentado un 17,7%, con 3,248 envíos cada segundo, lo que supone una 27 paquetes por persona. China es el país más destacado, con 63.500 millones de envíos realizados en 2019, un 26% más que el año anterior.

Esto supone que tres de cada cinco paquetes que se envían en los principales mercados mundiales parten de China, donde los volúmenes cuadruplican a los de Estados Unidos, que es el siguiente en la lista.

Excluyendo al país asiático, los volúmenes de paquetería se habrían incrementado en un 6,7% pasando de 37.000 millones en 2018 a 39.000 en 2019. En cuanto a los ingresos globales por paquetería, han repuntado un 9% hasta los 351.000 millones de dólares.

Todos los países analizados han registrado crecimiento en sus volúmenes, salvo Japón, con una caída del 3%. Dentro del continente europeo, Francia ha movido 1.340 millones de paquetes, llegando Alemania, que es el país de Europa más destacado en los envíos B2B, a los 3.700 millones.

Respecto a Reino Unido, se enviaron 3.800 millones de paquetes, un 7% más que en 2018. Por su parte, Italia registró en 2019 un movimiento total de 990 millones de paquetes, que suponen un incremento del 15%, mientras que en Noruega el aumento fue del 24%, hasta los 80 millones y en Suecia del 6,2%, hasta los 135 millones.

Además, todos los mercados evaluados, salvo Alemania, han obtenido mayores ingresos por la paquetería, limitándose el descenso en el país germano al 0,2%. En el caso de Estados Unidos, que ha movido 14.700 millones de paquetes, el sector ha generado unos ingresos de 130.000 millones, lo que supone el máximo de todos los países analizados, con un incremento del 11%.

Aunque los volúmenes siguen aumentando y los operadores tienen cada vez más trabajo, siguen tratando de ofrecer experiencias innovadoras, apostando por las nuevas tecnologías e invirtiendo en nuevas infraestructuras para aumentar su capacidad

Aunque hasta el próximo informe no se conocerá realmente el impacto del Covid-19 en el sector, desde Pitney Bowes han adelantado que solamente en abril el servicio postal de Estados Unidos registró un incremento del 60% en los volúmenes de paquetería