Dentro de su estrategia de transición energética y descarbonización, Endesa ha presentado un proyecto para el desarrollo de actividades de bunkering en su terminal del puerto de Algeciras.

Para ello, ha previsto una inversión inicial de 15,6 millones de euros, que se elevará hasta los 34,5 millones de euros para la adecuación de las instalaciones antes de 2023. El proyecto ya ha superado la fase de autorización medioambiental y recientemente se ha ampliado la concesión de la terminal portuaria por diez años más.

La nueva terminal, que se convertirá en la principal estación portuaria para el bunkering de GNL en España, alcanzará una capacidad de almacenamiento de alrededor de 4.080 m³, pudiendo gestionar un volumen energético de 1.100 GWh anuales.

Además, cuenta con dos muelles adicionales para una posible ampliación en el futuro en función de la evolución de la demanda. Esto le permitirá ir aumentando progresivamente su capacidad, llegando hasta los 10.000 m³ en una década.

También se contempla la instalación de una gasinera que facilitará el suministro de GNL por camión. Hasta ahora, Endesa utilizaba esta instalación para actividades de descarga de carbón, así como para el almacenamiento de cable de la fibra óptica y de cable de conexión eléctrica.

Ahora, paralelamente a la actividad del bunkering de GNL, se amplía la posibilidad de nuevas líneas de negocio en la terminal, pues el tamaño de los muelles permite el acceso de todo tipo de barcos de cualquier calado.