El suspense parecía garantizado hasta el último minuto, pero finalmente el Pleno del Parlamento Europeo ha dado su visto bueno definitivo al Paquete de Movilidad.

Con esta aprobación, este conjunto normativo que regula aspectos clave del mercado europeo de transporte se encamina ya hacia su publicación oficial sin más obstáculos en próximas semanas y, después, a su entrada en vigor definitiva.

De este modo, la regulación del desplazamiento y del acceso al mercado entraría en vigor 18 meses después de su publicación oficial, mientras que las nuevas reglas de conducción y descanso serían aplicables veinte días después de la promulgación del Paquete de Movilidad, incluyendo las que regulan el regreso de los conductores a la base de las empresas de transporte.

Entre otros aspectos, el Paquete de Movilidad incluye una nueva regulación sobre trabajadores desplazados en el sector del transporte por carretera que contiene prescripciones sobre el salario mínimo de los conductores en los desplazamientos a otros países europeos tanto en transporte internacional como en cabotaje.

De igual manera, en relación con las empresas buzón, tendrán que acreditar que tienen actividad real en el Estado miembro en el que están registradas, para lo que se exigirá además que los camiones regresen al país de matriculación cada ocho semanas.

Por otra parte, las empresas deberán organizar los tiempos de conducción y descanso de sus conductores en el transporte internacional para que puedan regresar a casa a intervalos regulares, cada tres o cuatro semanas, según el horario de trabajo.

Período de enfriamiento para el cabotaje

Así mismo el Paquete de Movilidad mantiene los actuales límites existentes para el cabotaje de tres operaciones en siete días e introduce un período de enfriamiento de cuatro días antes de que se puedan realizar más operaciones de cabotaje dentro del mismo país con el mismo vehículo.

Además se mantiene la prohibición de realizar descanso semanal regular en cabina y se establece que si se realiza fuera del domicilio del conductor, la empresa de transporte deberá sufragar los gastos del alojamiento.

De igual manera, los tacógrafos se utilizarán para registrar los cruces fronterizos para combatir el fraude y los vehículos comerciales ligeros de más de 2,5 toneladas también estarán sujeto a las normas de la UE para los operadores de transporte, incluido el equipamiento de las furgonetas con un tacógrafo.