El pasado 7 de junio, la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF), dependiente del Ministerio de Fomento, ha resuelto otorgar a Euskotren, Sociedad Pública del Gobierno Vasco, el Certificado de Seguridad que le faculta para la prestación de servicios de transporte de personas, incluidos los servicios de alta velocidad y la prestación de servicios de mercancías, excluidas mercancías peligrosas, en la Red Ferroviaria de Interés General, administrada por Adif.

Esta certificación es válida para todos los anchos de vía así como para la red convencional como de alta velocidad, e incluye el acceso a estaciones y terminales.

Este requisito lo debe cumplir toda empresa ferroviaria que desee prestar un servicio de transporte ferroviario sobre la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG). El Certificado de Seguridad recoge las condiciones que la misma debe cumplir en materia de sistemas de control, circulación y seguridad ferroviaria, de conocimientos y requisitos de su personal relacionado.

El Certificado acredita que Euskotren ha establecido un sistema propio de gestión de la seguridad y está en condiciones de cumplir los requisitos fijados en las especificaciones técnicas que le afectan, así como por otras disposiciones pertinentes de la legislación comunitaria y de las normas nacionales de seguridada.

Hasta ahora, Euskotren disponía de la Licencia de empresa ferroviaria para el transporte de mercancías y personas viajeras por la RFIG de nivel 1, así como del preceptivo Certificado de Seguridad para que sus trenes de mercancías puedan circular por dicha RFIG en ancho ibérico, métrico y alta velocidad.

Los trámites para solicitar el Certificado de Seguridad se iniciaron en octubre de 2017 y han contado con la asesoría de la consultora Eurogestión.