Para Extremadura es esencial, como dice el presidente de la región, Guillermo Fernández Vara, que sus «productos y mercancías tengan capacidad para llegar a todos los puertos de la península ibérica.

Con el fin de conseguirlo, el Gobierno extremeño aboga por potenciar dos líneas ferroviarias, la que una Madrid con Lisboa y la línea que una la región con Puertollano y, desde este nexo en Ciudad Real, con los puertos del Levante.

Precisamente esta línea de ferrocarril es «absolutamente prioritaria» para los responsables autonómicos, toda vez que permitiría alcanzar los mercados exteriores en tiempos más competitivos para el sector productivo extremeño.

Así pues, la región espera inversiones del Ejecutivo central para articular la región adecuadamente por medio del ferrocarril.

De igual modo, Fernández Vara también ha ratificado el “absoluto compromiso” del Ejecutivo central “no sólo con la plataforma de alta velocidad, sino también con el tren convencional” en Extremadura, dado que, según la información que maneja, se han renovado 100 kilómetros de vía de tren convencional en los últimos años y que en los últimos cuatro años se han puesto encima de la mesa 1.200 millones de euros para una plataforma de alta velocidad con doble vía y electrificada en Extremadura.