En el marco de su plan de modernización de flota, FedEx Express ha adquirido un carguero que pertenecía a Etihad y que comenzará a operar a finales de 2021.

Se trata de un Boeing 777, con una antigüedad cercana a los diez años, que se suma a los 46 presentes en la flota de la multinacional hasta noviembre. Además, se espera la llegada de cinco más en el año 2022 y otros dos en 2023 para hacer frente a la creciente demanda de servicios exprés y envíos de e-commerce.

El grupo cuenta con la flota de cargueros más amplia del mundo, con un total de 679 aviones. En la actualidad, entrega cada día laborable más de 6,5 millones de paquetes que suman 13.155 toneladas de peso.

Por parte de Etihad, que ha conseguido reducir la media de edad de su flota a 5,6 años, la transacción está relacionada con el proceso de transformación iniciado hace ya dos años.

Además, desde el inicio de la pandemia ha desplegado varios aviones Boeing 787-10 en rutas de carga para complementar su flota de cargueros Boeing 777.