El robot cuenta con una batería eléctrica que le permite operar en un radio de cinco kilómetros.

El robot cuenta con una batería eléctrica que le permite operar en un radio de cinco kilómetros.

FedEx ha desarrollado, en colaboración con Deka Development & Research, su propio robot de entrega autónomo diseñado para realizar las entregas de última milla en el mismo día y ya colabora con empresas como AutoZone, Lowe’s, Pizza Hut, Target, Walgreens y Walmart para analizar medios con los que cubrir sus entregas en radios de cinco kilómetros.

El robot de FedEx está diseñado para moverse por las aceras y carreteras, entregando de forma segura pequeños paquetes en las casas o negocios de los clientes, ya que cuenta con tecnología para garantizar la seguridad de los peatones, así como sistemas de LiDAR y múltiples cámaras, que, junto con la programación y los algoritmos de aprendizaje para detectar y esquivar obstáculos le permiten reaccionar a variaciones que se produzcan en el entorno y trazar rutas seguras.

De igual modo, su batería eléctrica lo convierte en un vehículo sostenible de cero emisiones que, además de sus usos para la distribución de paquetería, también podría utilizarse para el reparto de comida a domicilio, entre otros segmentos de actividad.

La paquetera norteamericana tiene previsto arrancar las primeras pruebas piloto este mismo verano en diversas ciudades estadounidenses, incluyendo la ciudad de Memphis, una vez cuente con los permisos administrativos municipales pertinentes.

[youtube video=»N0rt_HB7vd4″ ancho=»480″ alto=»260″]