FedEx ha cerrado la compra de ShopRunner,con la intención de potenciar su actividad en el segmento de comercio electrónico en el mercado estadounidense.

La paquetera norteamericana espera cerrar antes de fin de año la adquisición de la plataforma de comercio electrónico con sede en Chicago, en una operación que está sujeta al dictamen de las autoridades de competencia pertinentes.

ShopRunner conecta directamente a más de un centenar de marcas y comerciantes con millones de compradores en línea, a los que se ofrecen envíos gratuito en un plazo de dos días, devoluciones gratuitas, promociones y facilidades de pago específicas.

De igual modo, FedEx también ha tenido en cuenta las posibilidades que le puede ofrecer esta plataforma para marketing basado en datos y capacidades de integración omnicanal.

La empresa de paquetería estadounidense tiene la intención de mantener ShopRunner operando como una subsidiaria independiente y centrada en integrar la tecnología y los servicios que los clientes necesitan para crear soluciones para las cadenas de suministro globales, el comercio electrónico y el desarrollo de la omnicanalidad.

De esta manera se pretende ofrecer un servicio dedicado a gestionar de manera integral el flujo de las mercancías de comercio electrónico desde el origen y hasta el consumidor final.