El transporte gallego, tras meses de pelea reivindicativa sin frutos palpables, no quiere resignarse ante la los planes de Endesa de cerrar la central térmica de As Pontes, que considera inviable, según sus propios informes técnicos.

Ante esta situación, Fegatramer demanda la «urgente intervención del Gobierno Central y de la Xunta de Galicia».

En este mismo sentido, la patronal gallega del transporte les pide a ambas Administraciones «que dejen a un lado sus diferencias y unan esfuerzos por un objetivo común como es el mantenimiento de la actividad empresarial y el empleo en Galicia, gravemente amenazado en distintos puntos de su geografía, lo que afectaría gravemente a la economía gallega y al transporte de mercancías».

Para la organización empresarial «no cabe duda alguna de que hay que tomar medidas de protección medioambiental, pero las mismas no pueden ser solo el cierre de empresas y además en los territorios de siempre«.

De igual modo, Fegatramer acusa a Endesa de no tener «interés alguno en mantener en funcionamiento la central eléctrica de As Pontes, pues ya le han sacado todo el beneficio que podía ofrecerles y ahora su objetivo es otro, y no es más que convencer de que realizarán grandes inversiones en Galicia, aunque en su punto de mira solo tengan las eólicas».