Fenadismer, junto con sus organizaciones territoriales, ha puesto en marcha el procedimiento para presentar una nueva macrodemanda contra la mayoría de petroleras que operan en España por la «actuación llevada a cabo de forma continuada para elevar artificialmente los precios finales de los carburantes» en perjuicio de los consumidores profesionales y particulares.

Una prueba de estas prácticas abusivas, que la Federación llama el «cártel de las petroleras», es la que se ha llevado a cabo en los últimos dos meses, tras el estallido de la guerra en Ucrania, pues según indican, las principales petroleras han estado alterando el precio final de los carburantes, muy por encima del precio del precio del petróleo a nivel internacional.

Se ha alterado, por tanto, «de forma descarada» el mercado de venta de los carburantes, lo que además les ha permitido eliminar la competencia de las petroleras y distribuidoras de menor tamaño.

Ya a finales de 2021, Fenadismer presentó otra reclamación contra Repsol, Cepsa y BP, a la que se adhirieron más 3.500 autónomos y empresas de transporte, tras una Resolución dictada por la Comisión Nacional de la Competencia y confirmada por la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo.

En este caso, se reclamaron más de 15.000 euros por camión tomando como base el informe pericial elaborado para cuantificar los daños y perjuicios ocasionados por la compra del combustible durante todos estos años por un precio superior al que debería haberse pagado de no existir pactos.

En la nueva demanda, se ampliará la reclamación contra más compañías, al haber detectado que «siguen la política concertada de precios que marcan las infractoras«, por lo que se invita a adherirse a todos aquellos transportistas que no se hayan incorporado a la primera reclamación.
CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110