La Comisión Marítima de Feteia-Oltra ha analizado la “crítica” situación del mercado marítimo, que amenaza con generar un colapso de la cadena de suministro.

Para evitarlo, tiene previsto iniciar diversas acciones, tanto ante las Administraciones competentes, como de tipo operativo, que contribuirán a asegurar la adecuada calidad de los servicios prestados.

En muchas ocasiones, ya resulta imposible mover mercancías por falta de capacidad, y aunque hay circunstancias externas con «un fuerte efecto distorsionador«, como la pandemia, la falta de conductores y la falta de equipos disponibles, esto «no justifica, ni mucho menos, la situación actual«.

En este sentido, la Federación quiere llamar la atención sobre la falta de transparencia de las navieras, así como la falta de fiabilidad en la prestación de sus servicios, que se encuentra «en mínimos históricos«.

También destaca la necesidad de que se cumplan los pactos firmados con los clientes, puesto que «la quiebra de estos provoca efectos muy perniciosos» que imposibilitan el correcto funcionamiento de la cadena de suministro.

Si bien Feteia-Oltra apoya la libertad de mercado, considera que en este caso se está viviendo la situación contraria, con una fuerte concentración en el lado de los prestadores de servicios, auspiciada por el Reglamento Consortia de la UE, que está generando «tremendos desequilibrios en el mercado«.

Por ello, se ha acordado promover las medidas correspondientes ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia y las autoridades europeas, además de reforzar las iniciativas ya desarrolladas para la digitalización del sector.

Por último, se ha puesto en valor la figura del transitario en estos momentos, aportando soluciones al cliente para que pueda mantener su actividad a pesar de los obstáculos existentes.