El ROTT comienza a "negociarse" en febrero.

Desde Fetransa, han alertado sobre la «alarmante» escasez de conductores y los pocos incentivos que se ofrecen para el acceso a la profesión.

El Comité Nacional de Transporte se ha reunido con la directora general de Transporte, Mercedes Gómez, para informarle sobre las principales preocupaciones del sector y las posibles alternativas para solucionarlos.

Durante el encuentro, la Federación Nacional de Transporte por Carretera, Fetransa, ha puesto el foco sobre la necesidad de mantener el actual sistema de cotización por módulos, dadas las «graves consecuencias» que supondría la eliminación de este modelo en las actuales condiciones.

En este sentido, han incidido en la «alarmante» escasez de conductores profesionales y los pocos incentivos que se ofrecen ya para el acceso a la profesión. Por ello, han solicitado la mediación ante el Ministerio de Hacienda de la directora, que a su vez ha trasladado al Comité su voluntad de que el ROTT pueda ver la luz finalmente el 2 de enero de 2019.

Fomento se encuentra actualmente a la espera del correspondiente informe del Consejo de Estado, que debe ser remitido antes de que finalice 2018. Asimismo, Gómez ha informado sobre los desencuentros generados en Europa en relación con el paquete de movilidad, que están impidiendo la aprobación del documento.

Desvíos obligatorios y transporte ilegal

Por otra parte, desde Fetransa han insistido en que los desvíos obligatorios para camiones a autopistas de peaje deben ser voluntarios e incentivados económicamente, algo que de momento no se cumple.

Además, la Federación ha pedido que se contemple la incorporación a la autopista por la siguiente entrada en el sentido de la marcha, algo que evitaría desplazamientos innecesarios que se traducen en mayor consumo de tiempo y combustible.

El encuentro también ha servido para pedir a la Dirección General de Transporte una mayor coordinación entre Fomento, Trabajo y Hacienda para luchar contra el transporte ilegal y especialmente contra las empresas buzón y los falsos autónomos.