Ferrocarrils de la Generalitat de Cataluña ha presentado este miércoles en el Puerto Seco de Azuqueca las nuevas líneas Barcelona-Madrid y Barcelona-Sevilla que anunció hace unas semanas y que pondrá en marcha en colaboración con el operador ferroviario Comsa Rail.

En principio, y como ya informó cadenadesuministro.es, en la línea entre Barcelona y Madrid el objetivo es hacer tres servicios semanales de ida y vuelta mientras que el servicio Barcelona a Sevilla se iniciará con dos circulaciones semanales.

No obstante, lo más característico de esta nueva oferta de FGC y Comsa Rail es que los trenes no empezarán a funcionar hasta que no tengan garantizada una ocupación del 100%.

Para ello, los responsables comerciales concentrarán sus esfuerzos comerciales en transportistas, operadores logísticos y transitarios con el fin de firmar contratos por un periodo mínimo de un año y garantizar las cargas en estos trenes y, paralelamente, ofrecer un precio cerrado y competitivo. “Así, el transportista tendrá unos costes fijos con nosotros y también podrá ofrecer a sus clientes un precio sin oscilaciones”, asegura Miguel Angel Dombriz, jefe de Transporte de mercancías de FGC.

El tren debe ir lleno de ida y vuelta y no podemos invertir en corredores que no sepamos cómo van a funcionar”, remarca Jordi Mas, delegado de Transportes de Mercancías de FGC.  Tanto FGC como Comsa aseguran que estos dos nuevos servicios no están dirigidos a cliente final o cargador.

En cuanto a precios, Jordi Mas no quiso detallarlos con exactitud pero dejó claro que serán competitivos  y “en función de los costes del servicio”, porque los promotores no “podemos permitirnos el lujo de que el tren vaya medio lleno”.

En principio, la ruta Barcelona con Madrid contará con 32 vagones y la de Sevilla con 30 con la posibilidad de transportar  graneles, contenedores y cajas móviles. En el futuro, podrá existir la posibilidad de aceptar semirremolques gracias al acuerdo alcanzado entre FGC y el fabricante Kockum Industries para el suministro de vagones y plataformas adaptados para la recepción de semirremolques.

FGC y Comsa presentan en Azuqueca los nuevos servicios de Barcelona a Madrid y Sevilla II

La presentación contó con un nutrido grupo de profesionales y empresas de transporte

Inversión de 11 millones

Comsa Rail, por su parte, será el traccionista de ambos servicios y destina una presupuesto de 11 millones de euros con los medios que ha destinado a estas rutas. “Somos el hardware de esta relación”, aseguró Ignacio Barrenechea, director de Transporte de Comsa Rail

Este acuerdo supone el tercer intento del operador por realizar un tráfico intermodal y multicliente, tras suspender las rutas Madrid-Portugal y Barcelona-Portugal por no alcanzar la rentabilidad necesaria. A pesar de ello, remarcó Barrenechea, “seguimos interesados en potenciar nuestra faceta multicliente e intentar colaborar con la carretera para que se suba al tren”.

Asimismo, calificó estas dos nuevas rutas en colaboración FGC como “flexibles” y con la posibilidad de acomodarse a las necesidades de cada cliente.

Ibereuropa, nueva sociedad

Además, el responsable de Comsa Rail adelantó que en breve la operadora pondrá en marcha una nueva ruta Lisboa-Barcelona-Stuttgart, concretamente hasta la terminal de Komwestheim, tras el acuerdo de colaboración sellado con Transporte Sesé y la francesa Naviland Cargo. Para ello se constituirá próximamente la sociedad Ibereuropa que será la que gestione la carga en esta ruta.