Con la culminación de las obras de la primera fase del nuevo parque logístico PAL-M40, se inicia la comercialización de un espacio ubicado al pie de la M-40 con grandes posibilidades para el reparto de última milla.

Este inmueble, cuya primera fase ocupa una superficie de 51.000 m², sumará cuando esté plenamente operativo 98.965 nuevos m² a la logística en la capital, sobre una parcela de 152.000 m².

El parque, comercializado en co-exclusiva por Savills Aguirre Newman y BNP Paribas Real Estate, se caracteriza por la alta modulabilidad.

El diseño está pensado para agilizar el reparto urbano mediante furgonetas eléctricas y cuenta con certificación LEED Gold.

Además de sus buenas conexiones viarias, la plataforma también está perfectamente comunicada por transporte público, línea de Metro cercanías y autobuses, lo que permitirá que sus futuros trabajadores puedan desplazarse con estos medios a su punto de trabajo.

Así mismo, el proyecto incluye la preinstalación del sistema BMS (Building Management System) de gestión inteligente de edificaciones.

Por otra parte, en su diseño, pensado para servicios logísticos de distribución urbana de mercancías, se ha primado el espacio en los patios de maniobra alcanzando hasta los 35 metros y el amplio rango de superficies alquilables, que va desde los 3.500 m² a los 51.000 m².