A finales de junio, Finnlines ha iniciado el transporte de dos trenes Talgo desde el puerto de Bilbao hasta San Petersburgo, en Rusia. En un primer embarque, se han enviado 17 vagones, mientras que en el segundo, previsto para finales de verano, se trasladarán 13.

Para ello, la compañía del Grupo Grimaldi utiliza su línea regular, representada por Consignaciones Toro y Betolaza, que tiene un tiempo de tránsito de ocho días.

No obstante, se modificará la rotación habitual para realizar una escala directa en la terminal de JSC en San Petersburgo, de modo que los vagones puedan ser desembarcados directamente sobre la vía del tren, para ser enviados a su destino final en Uzbekistán.

Para realizar la operativa, la naviera se apoya en Gefco Forwarding, con quien ya desarrolló en 2017 la primera parte del proyecto, que le permitirá consolidarse como operador ro-ro no especializado en la carga de proyecto del segmento ferroviario.

Esto demuestra, además, la versatilidad de sus buques. El operador introducirá próximamente nuevos modelos híbridos y ecológicos en las líneas que hacen escala en Bilbao, pues en 2021 recibirá del astillero Jinling el primero de los tres buques ro-ro encargados de la clase ‘Grimaldi Green 5th Generation’.

Tanto el Finneco 1, como los dos que seguirán a esta entrega en 2022, denominados Finneco 2 y Finneco 3, sustituirán a las unidades actuales. Equipados con motores de última generación controlados electrónicamente, consumen combustible fósil durante la navegación y energía eléctrica en los puertos.

Esto permitirá a la naviera alcanzar antes de lo previsto los objetivos de la OMI en términos de reducción de los valores de CO2 establecidos para 2050.