Con la integración de los tres fabricantes japoneses de carretillas elevadoras bajo una única marca, se pone fin así a un período de indefinición, que comenzó con la entrada del grupo Renault en el capital del fabricante de automoción  Nissan, según el cual, en un primer momento, el objetivo era deshacerse de las participaciones en aquellas empresas que no estuvieran alineadas con el core business del fabricante de automoción surgido de la fusión Renaulkt/Nissan.

INCJ (Innovation Network Corporation of Japan), Hitachi Construction Machinery Co., Ltd. («Hitachi Construction Machinery») y Nissan Motor Co., Ltd. («Nissan»), han firmado el acuerdo definitivo para integrar sus negocios de carretillas, bajo una nueva compañía de nueva creación, UniCarriers Corporation, que será establecida y dirigida principalmente por INCJ.

Una vez se tengan las aprobaciones necesarias de las autoridades pertinentes, todas las acciones existentes de las subsidiarias en cuestión se transferirán a la nueva compañía, e INCJ inyectará en la nueva compañía un capital de 30 billones de yenes.

El reparto de las acciones con derecho a voto de la nueva compañía se ha realizado de acuerdo con el siguiente reparto: el 53,3% para INCJ, el 26,7% de Hitachi Construction Machinery y el 20,0% de Nissan.

El propósito de la nueva compañía es comenzar a operar bajo la nueva administración dentro del año en curso de 2012.