FNAC automatiza su almacén de Rivas-Vaciamadrid

Los principales requisitos que tenía que cumplir el sistema eran el aprovechamiento del espacio disponible, la flexibilidad y la posibilidad de ampliación.

Miércoles, 07/09/2022 por CdS

Ya se ha conseguido la reducción de los tiempos de reposición.

De cara al crecimiento previsto en cuanto a apertura de tiendas, Fnac se ha decidido a industrializar los procesos existentes y ha automatizado su almacén de Rivas-Vaciamadrid con el sistema clasificador Denisort de la suiza Ferag.

Esta solución permite realizar múltiples tareas, como la preparación de pedidos para las tiendas, y tratar toda clase de productos. Adicionalmente, facilita el procesado de las devoluciones y transferencias entre tiendas.

Su capacidad de clasificación es altamente eficiente gracias a sus innovadoras bandejas basculantes que admiten artículos de diferentes formas y tamaños, con capacidad para procesar hasta 7.200 unidades por hora.

Con una velocidad de transporte de 1,0 m/s, cuenta con una estación de lectura automática de códigos de barras, además de seis inducciones manuales, dos de las cuales están equipadas para la lectura manual. Incluye también 230 chutes de salida, con recolocación manual de los productos en los contenedores o cajas.

Los principales requisitos que tenía que cumplir el sistema eran el aprovechamiento del espacio disponible, la flexibilidad y la posibilidad de ampliación, gracias a su diseño modular.

Destaca igualmente por su fácil adaptabilidad, pues el clasificador horizontal y completamente automático, además de configurarse con rapidez, puede adaptarse con facilidad a otros procesos o al aumento de la producción.

El sistema incluye un software IT de Gestión del Sistema de Clasificación, completamente integrado con el Sistema IT de Fnac, que gestiona las oleadas de preparación de pedidos y devoluciones, las incidencias y los informes KPIs.

Fnac ya ha conseguido la reducción de los tiempos de reposición gracias a una mejor clasificación del producto, un incremento de la productividad y mejoras en la ergonomía de los puestos de trabajo. El retorno de la inversión inicial se sitúa a cuatro años vista.