Tras la aprobación por el Senado de la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española para reestablecer el orden legal en Cataluña, el Gobierno ha aprobado un Real Decreto para nombrar a las autoridades que sustituyen al destituido gobierno de la Generalitat de Cataluña .

Concretamente, el Ministerio de Fomento ha asumido competencias en el Departamento de Territorio y Sostenibilidad, así como en el Departamento de Gobernación, Administraciones Públicas y Vivienda de la Generalitat.

En particular, el Ministerio de Fomento asume desde el sábado 28 de octubre la gestión del Instituto Catalán del Suelo (Incasol), así como de la Dirección General de Infraestructuras de Movilidad y de la Dirección General de Transportes y Movilidad.

Por otra parte, Fomento también queda al frente de las competencias autónomicas en los ámbitos de los ferrocarriles autonómicos, de los puertos, de los aeropuertos públicos, de las infraestructuras ferroviarias , de movilidad y transportes terrestres, así como de las carreteras y autopistas regionales.

Por último, el Ministerio que dirige Iñigo de la Serna también controla desde el 28 de octubre las entidades y sociedades dependientes o vinculadas al sector público autonómico dentro de su área de actuación, como, según se dice explícitamente en el Real Decreto, Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC), el Ente de Infraestructuras Ferroviarias de Cataluña (Ifercat), Aeropuertos de Cataluña, Autometro, Cargometro Rail Transport, y de Centrales e Infraestructuras para la Movilidad y las Actividades Logísticas (Cimalsa).

Esta misma semana, Fomento podría designar a uno o varios altos cargos para gestionar las diferentes áreas autonómicas que han quedado dentro de sus competencias.

En este sentido, el mismo sábado, 28 de octubre, la sudirectora de Fomento, Rosana Navarro, participó en una reunión de coordinación de todos los Ministerios que han asumido las competencias del gobierno catalán destituido y que presidió Roberto Bermúdez de Castro, secretario de Estado de Administraciones Territoriales.

Josep Rull, exconsejero de Territorio y Sostenibilidad, por su parte, ha anunciado su intención de acudir a la Consejería este lunes 30 de octubre, en calidad, según ha declarado, «no ya como un consejero autonómico, sino como un ministro de la nueva república«, en lo que, de producirse finalmente, podría llegar a considerarse un delito de usurpación de funciones.