Las infracciones más frecuentes son las relacionadas con el incorrecto uso del tacógrafo

La normativa europea fija que los servicios de inspección tendrán que controlar un 3% del total de jornadas de trabajo que se realicen.

Las asociaciones del transporte ya conocen de primera mano el Plan Nacional de Inspección en el sector del transporte por carretera para el año 2019 que les ha presentado el Ministerio de Fomento esta misma semana. 

Para el año que viene, la inspección se centrará, según informa Fenadismer, en las empresas de transporte extranjeras que operan en España, en especial de las empresas buzón, en colaboración con los cuerpos de inspección de otras Administraciones Públicas.

De manera especial de cara a 2019, la Inspección de Trabajo tiene previsto realizar revisiones de vehículos pesados y ligeros tanto en carretera como inspecciones en empresas cargadoras para comprobar el cumplimiento de la normativa social y el cabotaje.

Además de esta línea, la inspección en materia de transporte también vigilará las operaciones que tengan su origen o destino en grandes centros generadores o destinatarios de cargas, como son las plataformas logísticas y las zonas de carga de los puertos marítimos, así como la actividad en el sector de la economía colaborativa on-line, en especial en lo referido a plataformas de paquetería.

De igual modo, para mejorar la eficacia de los controles de peso, también se llevarán a cabo dos controles de larga duración en 2019 que involucrarán a Fomento y a los servicios autonómicos de inspección.

Por otra parte, Fomento tiene previsto realizar controles de tacógrafo en unos 450.000 vehículos de transporte, de tal modo que se alcance el 3% del total de jornadas de trabajo que fija la normativa europea, y que, en el caso de las autoridades de inspección españolas, supone al menos 2.961.644 jornadas de trabajo de los conductores profesionales.

La mitad de estas jornadas se deberán controlar en la sede de las empresas y la otra mitad en carretera, en concreto 888.493 jornadas de trabajo, con lo que el período a controlar en cada inspección que se haga a las empresas transportistas será por regla general de 45 días.