fomento-plan-innovacion

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, durante la presentación del plan.

Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, ha presentado el Plan de Innovación para el transporte y las infraestructuras que plantea una inversión total de 50 millones de euros hasta 2020.

Con esta iniciativa, que según ha afirmado de la Serna se aprobará en febrero, se busca «favorecer la constitución de un ecosistema innovador que integre todos los sectores de la sociedad y articule una red de conexiones entre ellos», según afirma el Ministerio.

El plan, encargado por Fomento a Ineco en mayo, traza cuatro ejes estratégicos en los que se insertan 21 líneas estratégicas que, a su vez, sirven para desarrollar 67 iniciativas concretas en el ámbito del transporte y las infraestructuras, con un papel destacado para las start-up tecnológicas.

La finalidad de esta actuación de Fomento es, como explica su titular, «aprovechar al máximo la tecnología para evitar la falta de coordinación entre el sector público y el privado a través de la innovación».

En síntesis, este proyecto busca, como objetivos genéricos, fomentar la colaboración entre todas las empresas que forman parte del Grupo Fomento, potenciar la innovación abierta, afianzar la cultura innovadora, mejorar la posición de nuestro país como foco innovador y aprovechar la innovación para mejorar la imagen del país a nivel internacional.

El primer eje estratégico del plan tiene que ver con la experiencia del usuario del transporte, el segundo se centra en las plataformas inteligentes, el tercero tiene que ver con las rutas inteligentes y el cuarto desarrolla aspectos relacionados con la eficiencia energética y la sostenibilidad.

Actuaciones en el transporte de mercancías y la logística

Por lo que respecta al transporte de mercancías y la logística, el plan se centra, por un lado, en desarrollar e implementar una plataforma que incorpore todos los datos de interés para el tráfico de mercancías generados en el ámbito del Ministerio y en crear un observatorio de costes del transporte fiable y actualizado.

Además, el plan también apuesta por favorecer la intermodalidad unificando trámites y evitando duplicidades, así como en desarrollar un servicio de transporte de mercancías que combine el modo ferroviario con la distribución de última milla, a través de una alianza con una empresa de distribución para lanzar una experiencia piloto.

De igual modo, y en lo que tiene que ver con la sostenibilidad, el plan quiere impulsar el uso de vehículos de energías alternativas en el transporte, diseñar una red de infraestructura necesaria para el despliegue del vehículo eléctrico así como de vehículos que usan otras energías alternativas, reducir el tráfico y las emisiones contaminantes del transporte de mercancías por carretera, incrementar el transporte combinado y monitorizar adecuadamente las emisiones del transporte de mercancías.

Por último, el plan se centrará en avanzar en el desarrollo de un marco legal para el vehículo autónomo, a través de la estandarización técnica y de seguridad.

En estos momentos, el plan se encuentra abierto a propuestas e iniciativas con la previsión de tener un documento final que se aprobará definitivamente en febrero de 2018.